BIDAIARIAK SANTURTZIN (VIII)

Augusto Suarez de Figueroa 1874an

1874ko maiatzaren hasierako egunetan Somorrostroko bataila amaitu eta gobernuko armada Bilbon sartu zen. Augusto Suarez de Figueroa kazetariak Santurtzi

bisitatu zuen. Herria liberalek botatako kanoikadek suntsituta aurkitzeaz gain, “La Caridad” karlisten laguntza-erakundeak bere armadarako odol-ospitale bihurtua zuen.

Augusto Suarez de Figueroa (Estepona 1852 – Malaga 1904) Espainia aldeko lehenengo diseinu-kazetaritzat hartu izan da. Lehenengoa horretan, baina bere zoritxarrerako beste kontu batean azkena, bera izan baitzen ohore-duelu batean eraildako azken kazetaria, Manuel Salamanca Negrete jeneralaren semeak hil zuenean aitari egindako kritikengatik. Dirudienez, garai hartan kazetariei duelurako erronka botatzea erantzuteko eskubide gisa hartzen zen. Hain zen larria kontua, ezen egunkari batzuetako bulegoek eskrima-areto eta guzti izaten zuten kazetariek bizirik irauteko eskolak hartu eta praktikatu ahal izateko.

Augusto Suárez de Figueroaren erretratua Irudiaren iturria: malagapersonajes.blogspot

Augusto Suárez de Figueroaren erretratua
Irudiaren iturria: malagapersonajes.blogspot

Madrileko Txueka auzoko kale bati kazetariaren izena jarri zioten, bai eta Esteponako plaza bati eta Malagako kale bati ere, baina azken honi kendu egin zioten itsas-armadari eskaintzeko.

Urtetan “El imparcial” egunkarian aritu zen erredaktore eta gero “El heraldo de Madrid” eta “El universal” agerkarietan zuzendari. Guda karlisten garaian Ipar aldeko armadarekin batera ibili zen euren kronikak idazten. Horren adibide, hona ekarri dugun hau, Portugaleten 1874ko maiatzaren bian idatzi eta maiatzaren 8an “El constitucional. Diario liberal de Alicante” egunkarian argitaratu zuena. “La bandera española” egunkari liberalean ere agertu zen, bai eta “El Cuarte Real” karlisten prentsa-organo ofizialean ere, nahiz eta azken honetan ez zen osorik argitaratu.

Kronika egilearen lan horretatik batailaren ostean Santurtziko ospitaleak deskribatzen dituen pasartea ekarri dugu.

Cartas del Norte

Voy á hablarle de otra cosa, aun cuando ya parezca atrasado todo lo anterior al levantamiento del sitio. Ví ayer en Santurce los hospitales carlistas, que estos no pensaron en evacuar, bien al contraido de lo que pasó en Algorta. Son cinco, y en todos ellos hay enfermos ó heridos. El mejor es, sin duda alguna, el de Murrieta, llamado así por ser este el nombre de su fundador. Confieso que su aspecto despertó en mi alma cierto sentimiento de envidia; por que yo no he visto jamás, amigo mío, en nuestros improvisados hospitales de sangre, ni en los antiguos de las poblaciones, ni en parte ninguna, cosa que pueda igualarse ni de Murrieta.

Irudiaren iturria: noticiascarlistas.blogspot

Irudiaren iturria: noticiascarlistas.blogspot

Cúranse allí 230 heridos, entre lo cuales hay algunos soldados de nuestro ejército, que habiendo caido en posiciones atacadas pero no ganadas, quedaron prisioneros de los carlistas. Las salas del primer piso están dedicadas á oficiales, y las restantes á individuos de tropa. Descansan todos en camas de hierro; tienen buenos colchones, sábanas abundantes y muy límpias, cuanto puede proporcionar el más esquisito esmero. Los dependientes del establecimiento son todos carlistas, y el que no lo es, lo parece al ménos; llevan uniforme compuesto de pantalon, chaqueta y boina moradas. sobre la boina, una margarita de plata ó metal blanco, con boton dorado, á entera semejanza de la flor que conocemos con aquel nombre.

La limpieza del hospital es extremada, y magnífica la asistencia que en él reciben los heridos. El guardaropa apenas pude contener las sábanas, colchas, vendajes, etc. Cuanto comen los heridos, escepto la racion de bizcochos, se condimenta dentro del establecimiento. Hay en éste ocho médicos y el número correspondiente de practicantes. Díjome el encargado, mientras me acompañaba en la visita, que todo aquello se pagaba con los fondos de las ambulancias y sociedades particulares, sin que el ejército carlista hiciera otra cosa que dar á sus heridos la rácion de carne, la cual se aprovechaba para los caldos, y era escelente segun su estimacion.

“El estandarte real” agerkarian “Hospital de Santurce” izenburuaz agertutako ilustrazioa. Herriaren irudi tipikoaren bertsioa, zeini gehitu zaion “La Caridad” erakundearen bandera San Jorgeko dorre zaharrean.

“El estandarte real” agerkarian “Hospital de Santurce” izenburuaz agertutako ilustrazioa. Herriaren irudi tipikoaren bertsioa, zeini gehitu zaion “La Caridad” erakundearen bandera San Jorgeko dorre zaharrean.

En la Escuela de náutica, fundada tambien por Murrieta, hay diez oficiales, convalecientes la mayor parte, y no muy perseverantes por lo que veo en sus inclinaciones á la vida de ………………….

Ninguno de ellos sabe ó quiere decir cuántas bajas han sufrido los carlistas; solo puede saber, merced al capellán encargado del hospital, que el día 25 de Febrero tuvieron más heridos de fusil que de cañon, y en los de Abril, tanto de unos como de otros.

Los batallones que ocupaban á Santurce y Portugalete no carecian de nada, y habiendo establecido la tasa, se proporcionaba á bajísimo precio cuanto les hacia falta. Comian muy buena carne y bebian vino de Navarra y de la Rioja, bastante superior al que nosotros tomábamos en Castro y Somorrostro.

He oido que al retirarse ayer iban en gran desórden y tan decaidos de ánimo, como jactanciosos y entusiasmados estuvieron hasta el día antes.

Liburutegi Nagusia (E.B.C.)

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s