BIDAIARIAK SANTURTZIN (I)

Mañéren sardinera finak

MINIATURAJuan Mañé Flaquer, karlismotik gertu zegoen kazetari katalana, lau euskal probintzietan zehar ibili zen 1876an, foruak ezeztatu zirenean. Bidaia horretatik sortu zen

El Oasis. Viaje al Pais de los Fueros”, hiru aleko lan mardula Bringasek eta beste batzuek ilustratua. Liburu hauetan Mañék Euskal Herriari buruzko zenbait datu ezagutarazi zituen zehaztasun handiz: geografia, historia, artea, folklorea, etnografia, literatura, ohiturak eta erakundeak. Bartzelonan eman zuen argitara 1878 eta 1880 urteen artean Jaime Jesús Roviraltaren inprimategian, eta izenburuak berak argi asko erakusten duenez, egilea foruzale garbia zen. Liburuaren argitalpenak esker on ugari jaso zituen Euskal Herrian, izan ere, egileari omenaldi asko egin zitzaizkion.

Egileak Bilbo ezagutu zuen eta Santurtziko sardineren hurrengo erretratu dotore hau utzi zigun, Areetatik Bilborainoko tranbia martxan jarri zutenetik ez omen zutenak aurrekoen ezta antz txikienik ere testuaren arabera:

La primera vez que estuve en Bilbao, aumentaban la animacion (1) de este camino, dos tipos que si no han desaparecido, á lo ménos se han modificado hasta el punto de perder sus rasgos más característicos: me refiero á las sardineras de Santurce y á las campesinas de Deusto y otros pueblos situados al pié de Banderas, que venian á afluir y mezclarse en la union de las carreteras de Portugalete y de Pléncia. ¡Cuántas veces, sentado en los poyos (2) del campo de Volantin, la bulliciosa animacion de sardineras y aldeanas habia interrumpido mis meditaciones y disipado mi melancolía la espansion franca de esa juventud alegre y animada , pero de una alegría y animacion que revelaban la salud del cuerpo y la inocencia del alma ! Hé aquí en que términos habla de su transformacion un escritor bilbaino:

«No hace dos años aun que la sardinera de Santurce, con un cesto repleto de sardinas sobre la cabeza, la saya recogida en la cintura, el refajo hasta la rodilla y descalza de pié y pierna, hacia la travesía que media entre el lugar del producto y el punto de consumo, ó sean diez y seis kilómetros, en menos de dos horas.

Sardinera Valeriano Bécquer, 1864 Bernardo Rico Ortegak grabatu zuen irudia

Sardinera
Valeriano Bécquer, 1864
Bernardo Rico Ortegak grabatu zuen irudia

»La lucha de carreras comenzaba á la salida de Santurce, y no cesaba hasta las puertas de Bilbao. La sardinera corria, trotaba más bien, jadeante, con la lengua fuera de la boca, mojada por el sudor y el agua de la sal y las sardinas, que en abundancia corria por su rostro tostado por el sol, sin detenerse durante todo el camino, temerosa de que se le adelantaran las compañeras, anhelosa por llegar la primera á las calles de la invicta, para poder expender su mercancía sin rival que la hiciera la competencia. Porque las sardinas que primero llegaban, vendíanse naturalmente las primeras, y valian casi siempre dos ó cuatro cuartos más en docena de las que llegaban poco despues, cuando ya el grito de ¡sardina frescaaaá! resonaba por todo el ámbito de la poblacion .

»Hoy solo «trota» la sardinera en el corto trayecto de dos kilómetros que hay entre Santurce y Portugalete . Aquel recorrido resiste casi lo mismo la más débil como la más fuerte, y de ahí que más ó menos jadeantes y coloradas, lleguen todas á un mismo tiempo, al embarcadero de Portugalete, y pasen todas juntas la barca, (3) y se coloquen reunidas como grano en racimo de uva garnacha, en la plataforma del tranvia, (4) destinada para ellas, y á un mismo tiempo tambien, invadan las calles y plazas de Bilbao, y en el mismo momento se deje oir en uno y otro extremo de la villa, el grito más ó menos agudo y penetrante de «¡Sardina frescaaá!»

»Y ya no viene la sardinera descalza como en tiempos atrás, no señor, todas ó casi todas andan calzadas , y ¡ oh escarnio zapateril ! ¡ yo he visto, con mis cien ojos, una sardinera con botitas de tacon de cucuru hu ! Y las sayas han crecido hasta el extremo de que apenas descubren media pierna y han cortado el paso, ellas, las sardineras, al recorrer las calles de Bilbao, paso antes de cazadores de Luchana, (5) que no daba tiempo á la criada para bajar la escalera de la casa y tratar del ajuste de la sardina, por lo que preveo que antes de mucho dejará de oirse el conocidísimo diálogo que se entabla entre la sardinera en la calle, y una maritornes (6) asomada al balcón de un quinto piso.

-¡Sardinaaaá frescaaaaas! ¿Quién la quiere gordaaaá…?

-¡Sardinera…! ¿A cómo?

-A ocho.

-A cuatro.

-Sí; más tarde. No puede ser ménos de seis.

-A cinco, ¿quiere? |

-Vaya, baje, roja. ¡Sardina fresscaas! ¡Quién las quiere grandes!

«Y la roja, que es las más de las veces morena y más de una vez un si es no es negra, baja, y se discute entre vendedora y compradora sobre la calidad de la sardina, que no puede ser ni más fresca ni más gorda, segun aquella, y que segun la última es pequeña y de «ayer».

«Expendida la mercancía toda que trajeron, se reunen las sardineras como las golondrinas al emprender su marcha, y juntas, riñendo á gritos, ó hablando como si riñeran, y soltando dicharachos y palabras ménos castas que castizas, vuelven por donde venido han, contando al paso sus ganancias, colocadas sobre la falda del refajo, y sujetando entre dientes y lábios la peseta que como garbanzo de á libra (7) aparezca por casualidad revuelta entre un ciento de perros chicos (8) y grandes.»

Oharrak

  1. Transkribapenean jatorrizko edizioaren grafia gordetzea erabaki da.
  2. EEAren arabera harri, igeltsu edo beste material batez egindako bankua. Hormei atxikita egon ohi da landetxeen ateen ondoan, atarietan eta beste toki batzuetan.
  3. “Bizkaiko zubia” eraiki arte txalupa zen ibar biak lotzeko bide bakarra. Portugaleten ez dakigu, baina Bilbon arraunlariak gizonezkoak zein emakumezkoak ziren.
  4. Bilbo-Areeta ibilbidea egiten zuen zaldizko tranbia 1872an jarri zen martxan, Bilbo-Santurtzi linea, berriz, 1882an, Mañéren bidaia eta gero.
  5. Lutxanako Ehiztariak 1838an sortutako oinezko arinen batailoi baten izena zen. Izena Lutxanako batailaren omenez jarri zitzaion (1836ko abenduaren 24an), Esparteroren gidaritzapeko armada liberalak irabazi zuena eta erabakigarria Bilboko lehenengo setio karlista apurtzeko.
  6. “On Kixote” liburuaren pertsonaia. Eleberrian zerbitzu-neska zen, eta garai batean hitz hau etxeetan lan egiten zuten emakumeez mespretxuz aritzeko erabiltzen zen hizkera arruntean.
  7. Libra masa-unitatea da, erromatarren garaitik oso erabilia. Libra gaztelar batek 460,0093 gramo dauzka. Salgaiak libra izena zuten unitate desberdinetan pisatzeak sortzen zituen nahasketak eraman zuen Antoine Lavoisier Europa osoan libra eta beste unitate zahar batzuen ordez, gramo eta bere multiplo eta azpimultiploak erabiltzeko proposamena egitera.
  8. Txakur txiki eta handiak, pezeta baten hamar, bost, bi eta zentimoko txanponen izen herrikoia da, zeinen aldeetako batean txakur geratu zen lehoi zutitua dagoen. Hortik datorkio gaztelaniaz diruari deitzeko erabiltzen den izen herrikoi eta generikoa: perras.

 Liburutegi Nagusia (E.B.C)

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s